rss

Economía ecológica, otra forma de pensar

Introducción y conceptos

La economía ecológica (en adelante EE) se define como la “ciencia de la gestión de la sustentabilidad”o como el estudio y valoración de la (in)sostenibilidad. No es una rama de la teoría económica, sino un campo de estudio transdisciplinar, lo que quiere decir que cada experto de una ciencia, por ejemplo biología, conoce un poco de economía, física u otras, con la finalidad de comunicarse entre investigadores y realizar una fusión de conocimientosque permita afrontar mejor los problemas ya que el enfoque económico convencional no se considera adecuado. Sin embargo, está abierta también a no científicos.

El problema básico que estudia es la sostenibilidad de las interacciones entre el subsistemas económicos y el macro sistema natural. Dicha sostenibilidad entendida como la capacidad de la humanidad para vivir dentro de los límites ambientaleses enfocada como metabolismo social, la sociedad toma materia, energía e información de la naturaleza y le expulsa residuos, energía disipada e información aumentando la entropía. La sostenibilidad no es posible encontrarla por la concepción del mercado de la economía convencional.

La EE, pues, estudia las relaciones entre el sistema natural y los subsistemas social y económico, incluyendo los conflictos entre elcrecimiento económico y los límites físicos y biológicos de los ecosistemas debido a que la carga ambiental de la economía aumenta con el consumo y el crecimiento demográfico. Los economistas ecológicos adoptan posturas muy críticas con respecto al crecimiento económico, los métodos e instrumentos de la economía tradicional y los desarrollos teóricos que proceden de ésta como la economía ambiental y la economía.

El interés en la naturaleza, la justicia y el tiempo son características definitorias de la EE. Estos aspectos son dejados de lado por la economía convencional.

En resumen las ideas básicas de la EE son:

  • La economía está incrustada en la naturaleza, existen límites al crecimiento material y problemas ambientales críticos, la escala de la economía ha podido sobrepasar su tamaño sostenible afectando la resiliencia de la misma.
  • El trabajo transdisciplinar, el pluralismo y la visión holistica del mundo son fundamentales para enfrentar los problemas ambientales, ninguna disciplina aislada proporciona una perspectiva suficiente ante la magnitud y complejidad de la problematica ambiental planetaria.
  • La naturaleza es el soporte vital de la humanidad, nos faltan conocimientos sobre la naturaleza y las relaciones entre las sociedades y su medio. Por ello existe incertidumbre respecto a las consecuencias de nuestras acciones, lo que a su vez supone adoptar principios precautorios y enfoques abiertos a la participación social ya que el conocimiento científico es insuficiente.
  • Uso de la teoría de sistemas, proveniente de las ciencias naturales, para comprender la dinámica y evolución de los problemas.
  • Las cuestiones de equidad y distribución inter e intrageneracionales son fundamentales.
  • La naturaleza tiene un valor por sí misma, independientemente de su uso o utilidad para los humanos.
  • La economía está integrada en sistemas culturales y sociales más amplios de tal manera que naturaleza, economía y sociedad coevolucionan. Los aspectos sociales y culturales adquieren mucha importancia.
Diferencias con la teoría económica convencional

La economía ecológica (EE) tiene un enfoque distinto al parcelario (útil hasta cierto punto) y analítico enfoque de la economía convencional (la economía separada de la biología, separadas de la física…), pues considera a la economía como un subconjunto de la sociedad y ésta de la biosfera. Este cambio de visión tiene profundas implicaciones. Así la EE incorpora conocimientos de diferentes ciencias incluyendo la ecología ya que estudia los flujos de materia y energía de la vida sobre la Tierra, y la economía humana está incluida en este sistema. Se estudia la economía como un objeto natural y social.

A la cabeza de las críticas a la actual teoría económica por los economistas ecológicos se encuentra su aproximación a las interacciones entre la naturaleza y la sociedad. Los análisis desde el punto de vista de la economía convencional minusvaloran el capital natural, en el sentido de que es tratado como un factor de producción intercambiable o sustituible por trabajo y tecnología (capital humano).

Desde la economía ecológica se argumenta que el capital humano y el capital manufacturado son complementarios al capital natural, y no intercambiables, ya que el capital humano y el capital fabricado derivan inevitablemente del capital natural de una u otra forma. La economía ecológica estudia de qué manera el crecimiento económico esta relacionado con el aumento en la explotación de insumos materiales y energéticos.

Otro punto de confrontación entre EE y economía convencional es la cuestión del comercio y el medio ambiente, pues la primera considera que un incremento en el comercio puede aumentar el daño ambiental.

Cálculo de la contaminación y producción óptimas según la economía convencional mediante funciones de beneficio y coste.

El esquema convencional del proceso económico, aislado de la naturaleza y la sociedad, representa un movimiento pendular entre la producción y el consumo y proviene de la epistemología mecanicista.

El carbón, por ejemplo, se produce, es decir, es un stock que se extrae y se vende restando los costes de sacarlo al resultado de su venta, no se tiene en cuenta el proceso natural de concentración ni su abundancia en la corteza terrestre ya que se da por supuesto que al agotarse una explotación la amortización (del equipo de extracción, la concesión y del trabajo) automáticamente permitirá sacar más carbón en una nueva mina, globalmente no se considera si físicamente existen esas nuevas minas. En esta línea se enmarca el debate sobre el techo petrolero.

Un ejemplo similar pero con un recurso renovable es el caso de la pesca, el exceso de capacidad extractiva de las grandes flotas de altura se transfiere de unas zonas a otras tras su colapso. El mar es en gran medida un bien de libre acceso (salvo la plataforma continental) que no debe confundirse con los bienes comunales, por lo que es racional para cada empresa el obtener el mayor rendimiento posible antes de que lo haga la competencia, conduciendo al agotamiento del recurso y al desempleo de miles de personas. Como ocurrió en Terranova, actualmente a la espera de una eventual recuperación del stock de bacalao. Esto no impide que en las aguas continentales la gestión capitalista no conduzca a serios problemas: En 1945 el presidente de Perú y gobiernos vecinos apoyaron la creación de la zona económica exclusiva para evitar la sobreexplotación de la pesca por extranjeros pero fueron los empresarios locales quienes la provocaron a finales de los años sesenta.

En cambio la EE reflexiona sobre: el entorno institucional que favorezca una gestión correcta y justa de los recursos, la aportación gratuita de la naturaleza mediante conceptos como el de coste físico de reposición para orientar mejor la gestión de recursos minerales, los conocimientos de las ciencia físicas y biológicas para mejorar la gestión del agua, bosques, pesquerías, etc.

Economía convencional con externalidades, las cuales se consideran accidentes menores dentro del proceso económico convencional.


Crecimiento como desarrollo sostenible

Según ciertos autores de la EE, la percepción del fracaso de la idea de crecimiento derivada de la crisis social y ambiental, provocó la proliferación de etiquetas que simulan afrontarla mientras encubren las prácticas usuales. Es el caso del término desarrollo sostenible criticado como vago (múltiples significados), hipócrita (usado para promover actividades insostenibles) y contradictorio (ignora los límites sociales y biofísicos al crecimiento o focaliza cuestiones erróneas).

Históricamente se ha considerado crecimiento y desarrollo como sinónimos. Por ello (utilitarismo) bastaba con producir mercancías de modo masivo para directamente incrementar el bienestar humano. La distribución óptima sería automática gracias a la mano invisible. La convicción actual de que crecimiento no es desarrollo cualitativo (mejora social, ambiental) deriva de la percepción del fracaso, paradójicamente fruto de su éxito productivista, de la economía convencional.

Muchos autores suelen presentar la idea de desarrollo como cambio cualitativo, el problema surge al redefinir aisladamente el desarrollo. Pues, según José Manuel Naredo, Sobre el origen, el uso y el contenido del término sostenible, la noción de desarrollo sostenible es sinónimo de crecimiento porque la modificación del significado de un concepto no reforma todo el complejo entramado de definiciones, indicadores y prácticas del sistema económico convencional al que pertenece. De este modo los manuales están estructurados de modo coherente (conceptos como riqueza, mercado, indicadores como el PIB, etc.) en torno a la idea de crecimiento.

Sin embargo, para Herman Daly, puede haber desarrollo sin crecimiento, lo que le lleva a conservar ése término pero con otro sentido dentro de su noción de estado estacionario. Es decir, lo introduce dentro de un sistema económico distinto, ya que de producirse una transición a una economía estacionaria se producirían profundos cambios: La población humana debería ser numericamente constante y también el stock de capital físico, ambos se mantendrían a largo plazo reduciendo la energía y materiales necesarios para reponer la población y el capital al mínimo posible

Respuesta de la Economía Ecológica

Esquema de la Economía ecológica, los recursos y energía de la naturaleza que mueven el circuito económico. La fracción reciclada ha de aumentarse cerrando los ciclos de materiales.

La EE pretende cerrar un largo período de separación entre la economía, la naturaleza y la sociedad cuyos resultados en términos de destrucción ambiental e injusticia social entiende que son evidentes.


Encuéntranos en

  • twitter
  • facebook
  • youtube
Facebook login by WP-FB-AutoConnect